viernes, 11 de enero de 2013

Las poesías del corazón

Una tarde, triste y enfadado
alguien había preguntado
qué es lo que este servidor quería de regalo,
y yo sin ningún reparo
le respondí que lo qué más quería era estar a tu lado...

Él, un poco turbado,
dijo interesado:
"y ¿a quien le has consultado?".
Pues a este corazón, que aunque aterrado...
ya ha hablado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario